bitácora · CASTELLANO

La cocina de Marianita

Uma de mis nuevas pasiones es la cocina. Puede que suene raro a la mayor parte de la gente que me conoce, familia incluida, pero es así. De niña la cocina tradicional – ni cualquier otra – no me tiraba. Era alguién empezar a cocinar y yo me escapaba. No era capaz ni de cortar los tomates para una ensalada. Nada de lo que me proponía hacer tenía ninguna gracia.

Cuando me casé, mi marido dijo una vez algo que entró para la historia y me marcó la vida por años: “mi cocina y yo no necesitamos de ti”, y con esto me afasté de este rincón para siempre. Más tarde vine a vivir en España, cuando vivia con Gabi, hacíamos geniosas recetas sacadas del increíble libro de doña Jacy, pero esto fue por muy poco tiempo.

En la casa seguiente tenía que cocinar entre Ursula y Ana y dejar todo limpio inmediatamente después de terminar y no tenía con quien comer, etc. Total que cocinar era más una cuestión de ahorrar que otra cosa. Las pocas experiencias fueran marcadas por días de fiesta, o alguna invitación en casa, principalmente cuando llegaran Laurinha y MP. Me arriesgaba sobretodo con pastas y pasteles de chocolate, además del clásico brigadeiro – o negrito, trufa, etc.

Pero no fue hasta irme a vivir con Marta que no me de cuenta del poco talento que tenía para la cosa. Marta es una chica lista y guapa que además es una gran cocinera. Por más de un año vivimos en el increíble piso de Pedro en calle Paris y hicimos grandes comidas y platos de diseño. Ella creaba y lo hacía casi todo. A mi solo me dejaba ser su pinche de cocina.  Picar la cebolla, o alguna verdura y limpiar. También sacaba fotos, pero esto e para otro post.

Ahora que tengo la cocina entera para mi, una variada colección de libros de recetas y un público muy receptivo (o Silviu), puedo desarrollar todo mi potencial… Fideos chinos, rape con patatas, lomo al horno, el mundo se quedará pequeño. Mientras dure, voy a disfrutar y compartir este gusto aqui.

Anúncios

2 comentários em “La cocina de Marianita

  1. É mesmo um espanto ver que você anda curtindo cozinhar. Tudo chega a seu tempo, não é mesmo? A foto do lombo recheado está muito bonita, dá até vontade de comer!.
    Beijocas

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s